viernes, 22 de abril de 2016

ILIANA BULTÉ/ DOS POEMAS


EL JUGADOR

En la mesa, danzan las cartas
Forman filigranas de colores radiantes
Vuelan  corazones
caen diamantes entre tréboles y picas

El jugador, de aspecto quijotesco y ojos de águila
observa con desprecio el cavernícola  entorno
Cazadores de fortunas, compulsiva adicción

Sus manos inmóviles sostienen el abanico sagrado
Aumenta la apuesta en la fase terminal
El azar ilumina al hidalgo de mente fría
Certera estocada
El último naipe  derriba los molinos de viento.

 

INSOMNIO

 Llega la noche,
manto negro que me envuelve
Tarántula que me abraza y con letal veneno,
mata cada uno de mis sueños

El techo, con su peso me tritura
Fijo la vista en el vidrio que jamás limpié

La mente es un mar embravecido
Sus olas salvajes terminan con mi poca solvencia
Amanece , escucho los pasos del cíclope

El desalojo es inminente.
 

3 comentarios:

  1. Son muy lindos los poemas. Particularmente El Jugador logra mantener la tensión de la escena. Muy logrado

    ResponderEliminar